TABLAS DE PLANCHAR. CONSEJOS PARA ELEGIR LA MEJOR

A muchos nos gustaría no volver a pensar nunca más en tener que planchar. Pero lo cierto es que el planchado va a seguir formando parte de nuestras vidas durante mucho tiempo. Así que no nos quedad más remedio que asumir que las planchas van a seguir siendo un elemento indispensable en nuestro hogar e inevitablemente, las tablas de planchar.

Habitualmente le dedicamos mucha atención a las planchas, sus características, sus diferencias, etc. Como si elegir entre todas las tablas de planchar que existen no tuviera demasiada importancia. Y si nos paramos a pensar durante un momento, el planchado es una tarea a la que le podemos dedicar unas cuantas horas. Y, en realidad, la selección de la tabla de planchado adecuada a nuestras necesidades no sólo nos ayudará a que nuestra tarea se desarrolle con mayor eficacia. También puede ser importante para nuestra salud y nuestro bienestar.

CARACTERÍSTICAS A TENER EN CUENTA AL MIRAR TABLAS DE PLANCHAR

Como decíamos más arriba, solemos obviar el hecho de que una tabla de planchado es un elemento importante. Y que debemos tener en cuenta sus características al elegir la que más nos conviene. ¿Pero qué características debe tener una mesa de plancha?

Pues cuando estemos mirando tablas de planchar debemos fijarnos en las siguientes características:

  • La altura
  • El ancho de la tabla
  • El reposaplanchas
  • El caballete
  • Las fundas
  • Las almohadillas
  • Los materiales

LA IMPORTANCIA DE LA ALTURA EN UNA TABLA DE PLANCHADO

Posiblemente esta sea una de las características más importantes en el momento de elegir entre varias tablas de planchar. O al menos debería ser la primera en la que nos fijemos. Tanto si compramos una tabla muy alta como si la compramos muy baja podría causarnos graves problemas de espalda. Pasarse unas cuantas horas de planchado en una mesa de plancha con la altura inadecuada de manera periódica puede provocar importantes lesiones.

Por suerte, actualmente ya no existen demasiados modelos de tablas fijas. Pero no está de más decantarse siempre por entre las muchas tablas para planchar regulables en altura. Lo importante es que se pueda adaptar a nuestra altura y a nuestra posición de brazos en el momento de coger la plancha.

 

EL ANCHO DE LA SUPERFICIE DE LA TABLA

En general, la mayor parte de las tablas de planchar suelen tener unas dimensiones estandarizadas de 120 x 30 cm. Pero la verdad es que cuanto más ancha se la superficie de planchado pues mucho mejor. Existen modelos con un ancho de 40, 45 e incluso de 52 centímetros, ideales para planchar sábanas y piezas grandes.

LAS TABLAS DE PLANCHAR CON REPOSAPLANCHAS

Es importante que, para una mayor comodidad, tu tabla de planchado disponga de una superficie anexa donde poder reposar la plancha en plena tarea. Por supuesto, tienes que fijarte que ese reposaplanchas esté fabricado con materiales que ni desgasten la suela de la plancha, ni la rayen. Y que, por supuesto, tenga unas dimensiones adecuadas.

Este accesorio adquiere una importancia especial en las tablas de planchar para centro de planchado. En este caso, este anexo no deberá soportar tan solo el peso de la plancha, si no que tendrá que aguantar todo el centro de planchado. Por lo tanto es importante que sea robusto y resistente.

En cambio, si se trata de tablas de planchar pequeñas, porque nos interesa aprovechar su reducido tamaño, nos interesa que el reposaplanchas pueda ser retráctil o plegable.

 

EL CABALLETE DE LAS TABLAS PARA PLANCHAR

El objetivo del caballete (o trípode) es soportar toda la estructura de la mesa de plancha, además de permitir que ésta se pueda abrir sin complicaciones (en el caso de sea plegable).

Entre las diversas tablas de planchar debemos decantarnos por aquellas que tengan un caballete que nos garantice que todos los elementos queden fijados de la forma correcta a los ejes de apertura y cierre. Y que sus patas incorporen tacos que eviten cualquier tipo de desplazamiento. No nos va a gustar nada que en medio del planchado se nos mueva la tabla y se nos cierre de golpe.

CÓMO TIENEN QUE SER LAS FUNDAS DE LAS TABLAS DE PLANCHAR

En el momento de elegir nuestra tabla de planchado, respecto a la funda, debemos valorar dos cuestiones: que sean extraíbles y los materiales con qué está elaborada.

Una mesa de plancha con fundas extraíbles es mucho más práctico. La podemos lavar cuando sea necesario (elige un modelo que se pueda lavar a máquina). Y, además, cuando esté en mal estado podemos cambiarla y tendremos una tabla de planchado como nueva.

En cuanto a los materiales, es importante elegir fundas que sean ignífugas y transpirables. Así evitaremos accidentes y conseguiremos un planchado de calidad.

 

LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ALMOHADILLA

La almohadilla es la superficie acolchada que se encuentra entre la mesa de plancha y la funda protectora. Su función es proteger de la humedad, amortiguar el planchado y facilitar un mejor desplazamiento gracias al vapor generado por la plancha.

Habitualmente suelen ser de algodón, aunque también las hay sintéticas. Elige siempre tablas par planchar con almohadillas algodón 100%. ¡Son las mejores!

Y, por supuesto, cuanto más gruesa mejor. Conseguirás una calidad de planchado superior.

SOBRE LOS MATERIALES DE LAS TABLAS DE PLANCHAR

Fijarse en el material con el que está fabricada nuestra tabla de planchado también es una cuestión importante. En el mercado podemos encontrarnos con una diversidad de materiales, siendo los más habituales el hierro, la madera, el acero inoxidable y el plástico.

Por supuesto, las más económicas suelen ser las tablas para planchar de plástico. Pero también son las más endebles y las menos duraderas. Si no tienes problemas de presupuesto y lo que buscas es una tabla de planchado resistente, duradera y de calidad, la mejor opción es decantarse por una de madera. Además, son las más estéticas y combinan perfectamente con cualquier decoración.

 

¿ESTAS BUSCANDO UNA TABLA DE PLANCHADO?