PLANCHA VERTICAL

La plancha de vapor vertical no puede ser considerada una sustituta del planchado tradicional. Debemos verla más bien como un complemento. Pero se trata de un complemento muy versátil que nos permitirá llegar allí donde no llegará la plancha tradicional.

Con una plancha vertical podrás, fácilmente, quitar las arrugas de camisas, americanas, trajes, vestidos delicados, cazadoras, abrigos, chaquetas, ahorrándote unos cuantos viajes a la tintorería. Pero además también nos será útil para mantas, sábanas, e incluso para las cortinas de la casa sin tener que descolgarlas. También podremos usar el vapor de la plancha vertical para refrescar la tapicería de los sofás y los sillones. Así quedarán frescos e higiénicos.

 

VENTAJAS DE LAS PLANCHAS VERTICALES

Una plancha de vapor vertical nos permite planchar nuestra ropa sin que haya contacto directo de la plancha con el tejido. Por lo tanto, podemos planchar cualquier prenda sin la necesidad de tener que usar una tabla de planchar, simplemente teniendo la pieza colgada y utilizando la fuerza del vapor. La plancha vertical actúa de manera que el vapor penetra en el tejido relajando las fibras, de forma que queda automáticamente planchado.

Es una opción muy práctica especialmente para piezas grandes. Cuando tenemos una prenda muy grande sobre una tabla debemos ir planchando por zonas, de manera que cuando planchamos una parte de la prenda se nos arruga otra. En cambio, con las planchas verticales lo hacemos directamente desde la percha, con lo que nos evitamos ese problema.

Una plancha a vapor vertical es la solución ideal si tienes que planchar cada día el uniforme para ir al trabajo. Te permitirá hacerlo rápidamente y con eficacia. No quedará ni una arruga en tu uniforme.

Además, estos electrodomésticos son ideales para sacar los malos olores de las tapicerías. Si tienes mascotas en casa es un complemento muy práctico. Primero pasas la aspiradora para recoger los pelos. Luego pasas la plancha vertical para que el vapor airee los tejidos y los deje como nuevos.

 

QUÉ DEBEMOS VALORAR EN UNA PLANCHA VERTICAL

Si vamos a comprar una plancha de vapor vertical, hay una serie de aspectos que debemos de tener en cuenta:

  • Potencia: En una plancha vertical debemos valorar su potencia (lo más aconsejable es alrededor de los 1500 W), pero también la cantidad de vapor que expulsa. Lo recomendable es a partir de 30 g/min.
  • Capacidad: La capacidad del depósito de agua es muy importante en las planchas verticales, pues determinan su autonomía. Lo aconsejable es una capacidad mínima de 1 litro, aunque es fácil encontrar planchas verticales con depósitos de hasta 2 litros.
  • Diseño: Es importante que una plancha vertical tenga ruedas y sea transportable. Por otro lado, su tamaño no es indicativo de su potencia. Debemos hallar un buen equilibrio entre un tamaño compacto y un buen rendimiento.
  • Accesorios: Siempre dependerá de las necesidades de cada uno, pero hay modelos que incluyen prácticos accesorios como quita-pelusas o boquillas para prendas delicadas.

 

ADEMÁS DE PLANCHAS VERTICALES, EN NUESTRA TIENDA TAMBIÉN ENCONTRARÁS:


Aviso Legal

Política de cookies