¡MI PLANCHA DE VAPOR MANCHA LA ROPA!

Quien más quien menos odia planchar. Bueno, seguro que hay apasionados/as que les encanta, pero son una excepción. La mayoría de los mortales lo hacemos por obligación y aún nos hace menos gracia cuando nuestra vieja plancha de vapor o en mal estado nos ensucia la ropa.

En centrodeplanchadoweb queremos ayudarte, al menos, con esa parte tan desagradable del planchado (lo de planchar lo vas a tener que hacer igual). Te explicaremos por qué tu plancha de vapor deja esas molestas manchas y te explicaremos cómo solucionarlo.

POR QUÉ MI PLANCHA DE VAPOR MANCHA LA ROPA

Lo primero de todo, es que debemos de tener en cuenta que el hecho de que nuestra maravillosa plancha a vapor comience, por su cuenta y riesgo, a mancharnos la ropa, puede ser por varios motivos. Depende del modelo, de su antigüedad, del uso que le demos a la pobre plancha (sí en el fondo nosotros somos los culpables) y también de la marca:

  • El primer paso es comprobar el origen del problema. Lo más habitual es que la suela del aparato esté sucia. Si es así, en unos instantes te explicamos cómo solucionarlo.
  • Un culpable muy habitual también suele ser la antigüedad de nuestra plancha de vapor. Es triste, pero por mucha estima que le tengamos, si ya está muy vieja nos tocará comprar una nueva. En centrodeplanchadoweb encontrarás los mejores modelos a precios muy asequibles.
  • Otra posibilidad es que estés usando tu plancha a vapor demasiado fría o porque estés utilizando agua con cal. La solución es sencilla: dale un poco de potencia y si el agua de tu casa es muy dura utiliza agua filtrada.
  • Y, por último, podría ser que tu plancha de ropa necesite una auténtica limpieza a fondo. La cuestión es, con el tiempo, la suciedad que se acumula en el depósito de agua puede llegar a manchar nuestras prendas y de vez en cuando conviene limpiarlo.

LIMPIANDO LA PLANCHA A VAPOR

La manera más económica de limpiar efectivamente nuestra plancha de vapor es con el vinagre y el bicarbonato sódico. Son una combinación infalible y, sobretodo, económica.

Para ponernos a la faena, primero hay que tomar dos precauciones básicas: comprobar que el aparato está conveniente desenchufado y asegurarse de que está fría. Cuando estemos seguros ya podemos empezar a limpiarla.

El proceso es muy sencillo: en un paño vertimos una mezcla de agua y vinagre con una pizca de carbonato sódico. Y pasamos esa mezcla, suavemente, sobre la placa de la plancha de vapor, efectuando movimientos circulares para arrancar las partículas de suciedad fácilmente. No tiene más misterio.

UN MÉTODO ALTERNATIVO

Por supuesto, el método del vinagre y el bicarbonato no es el único para limpiar la placa de nuestra plancha a vapor. Hay muchos más igual de efectivos. Otro igual de práctico y sencillo es con papel encerado y sal.

Igualmente debes empezar por cerciorarte de que la plancha esté desconectada y fría. Vertimos la sal sobre el papel y procedemos como con el vinagre y el bicarbonato hasta que desaparezca toda la suciedad.

Luego, en ambos casos, para que la suela de la plancha vuelva a lucir como nueva, tan solo debemos aplicarle un abrillantador de metales pasándoselo suavemente. ¡Y listos!

LIMPIAR EL DEPÓSITO DE LA PLANCHA DE VAPOR

Para efectuar una limpieza completa de tu plancha a vapor puedes limpiar también el depósito del agua. Así te asegurarás del todo que no volverá a dejarte manchas. Para ello sólo tienes que usar lo que te sobró de la mezcla de vinagre y bicarbonato e introducirlo en el depósito.

A continuación enchufas la plancha de ropa y esperas a que se caliente, utilizando el vaporizador para mezclar los orificios de la superficie del aparato. Así evitarás que se produzca una acumulación de agua.

También vale la pena que cada vez que vayas a planchar le pases un paño un poco húmedo. Eso facilitará el mantenimiento de tu plancha y no te dará ninguna sorpresa.