LA MEJOR PLANCHA PARA ROPA. CÓMO ELEGIRLA

La plancha para ropa es uno de esos aparatos que, por mucho que no nos gusten, son imprescindibles en el hogar. A poca gente le gusta eso de tener que planchar, pero por mucho que nos neguemos, siempre habrá alguna prenda que, por mucho que nos resistamos, precisará de un planchado. Y por mucho que la cuidemos y por poco que la utilicemos, acaban por estropearse y toca cambiarla.

Cuando tenemos que comprar una plancha para ropa, acostumbramos a centrarnos en el precio y en la marca del electrodoméstico. Habitualmente, esos son los dos aspectos que determinan nuestra elección final. Pero de esta manera, no siempre estamos comprando la mejor plancha. De hecho, seguramente ni tan solo estemos adquiriendo la que más nos convenga.

La realidad es que en el momento de elegir planchas de ropa deberíamos de tener en cuenta toda una serie de características que, además de su precio y su marca, son las que determinan realmente si estamos comprando la mejor plancha según nuestras necesidades.

En el artículo de hoy vamos a hablar de esos aspectos importantes que son los que te pueden ayudar a diferenciar las buenas planchas de ropa de las que no valen la pena.

LA SALIDA DE VAPOR

En una plancha para ropa, el vapor es el elemento básico para acabar con las arrugas más rebeldes. Además, incluso te puede ayudar, por ejemplo, a planchar las cortinas directamente sin tener que descolgarlas.

Por lo tanto, si estás buscando cuál es tu mejor plancha para ropa, lo primero que debes fijarte es en la salida de vapor. La cantidad de vapor que producen las planchas de ropa va en función de su potencia. Cuanta más potencia tiene una plancha para ropa, más potencia de salida de vapor tendrá y, por lo tanto, conseguirás un planchado más impecable.

Así que una de las primeras cosas que debes comparar es la potencia de vapor de las planchas que te interesan.

 

LA SUELA DE LA PLANCHA PARA ROPA

Otro aspecto básico en el momento de decidir entre varias planchas de ropa es fijarse en las suelas. Nos interesa una suela que se deslice fácil y suavemente. Una de las elecciones más acertadas suelen ser las planchas para ropa con suela cerámica. Es un material con una gran durabilidad y que difícilmente se penga a los tejidos.

EL PESO DE LAS PLANCHAS PARA ROPA

El peso de las planchas para ropa también es muy importante. Y es lógico decidirse por un modelo que no pese demasiado para que planchar resulte algo fácil y cómodo. No lo parece, pero el planchado es una actividad que suele cargar bastante los brazos y la espalda. Por lo tanto es mejor prevenir futuros dolores o molestias. Eso es aún más relevante si sueles usar a menudo la plancha para ropa. En ese caso, cuanto más ligera mejor.

 

CAPACIDAD DEL DEPÓSITO DE AGUA

Existen una gran cantidad de marcas con una amplia gama de modelos de planchas de ropa. Y eso significa una gran variedad de tamaños con sus correspondientes depósitos, algunos más grandes y otros más pequeños.

Elegir una plancha para planchar con un depósito muy pequeño significa que tendrás que estar rellenándolo constantemente, invirtiendo mucho más tiempo en la tarea. En cambio, elegir un modelo con un depósito demasiado grande, podría representar aumentar el peso de la plancha con los inconvenientes que ya hemos comentado antes.

Una buena solución son los centros de planchado. En los centros de planchado los depósitos son muchos más grandes que en cualquier otra plancha para ropa convencional y como son un accesorio a parte de la plancha en sí, no representan un problema de peso. Por ese motivo, los centros de planchado son una gran solución si eres de esas personas con una gran carga de plancha.

DISPOSITIVO DE SEGURIDAD DE RECALENTAMIENTO

Las planchas para ropa más modernas incorporan un dispositivo de seguridad por el cual, cuando alcanzan la temperatura adecuada, se detienen y no se recalientan. Es una característica muy práctica pues no sólo evita ese problema de recalentamiento. Además te suponen un importante ahorro energético.

Una plancha para ropa a pleno funcionamiento durante una hora seguida, sin este dispositivo de seguridad, consume más electricidad que un televisor o un ordenador encendidos varias horas.

 

FACILIDAD DE LIMPIEZA

Mantener limpia nuestra plancha de planchar es esencial si no queremos traspasar esa suciedad a la ropa acabada de lavar. Por eso es importante escoger un aparato que sea fácil de limpiar. Por ejemplo por algún modelo que incorpore un filtro anti cal y un sistema de autolimpieza. Así, no sólo evitaremos ensuciar la ropa, si no que evitaremos la formación de cal en la suela que da lugar a atascos y fugas de agua.

EL CABLE

Realmente, a la hora de elegir una plancha para la ropa, este aspecto es uno de los que le damos menos importancia. Y la verdad es que es vital para nuestra comodidad mientras planchamos.

Es básico que el largo del cable de la plancha que elijamos sea de la media adecuada para nuestras necesidades. Porque no todas las planchas de ropa llevan un cable con el mismo largo.

Por otro lado, también deberíamos comprobar que ese cable conecte con una base que lleve algún tipo de dispositivo que le permita pivotar y nos facilite los movimientos a medida que vamos planchando.

 

ÚLTIMOS CONSEJOS PARA ELEGIR LA MEJOR PLANCHA PARA ROPA

Además de todas las características antes comentadas, hay unos cuantos aspectos que también puedes tener en cuenta en el momento de escoger tu plancha de planchar:

  • Las planchas modernas suelen incorporar una pantalla digital con la que podemos incorporar valores como la presión del vapor y la temperatura. Es un extra muy práctico y cómodo.
  • También puedes valorar otras funciones, como por ejemplo que incluyan sistema antigoteo.
  • Al elegir una plancha para ropa, debes hacerlo pensando en el uso que vas a darle tú.
  • Y también es importante tener en cuenta la garantía del producto.