COSAS MUY PRÁCTICAS QUE NO CREÍAS PODER HACER CON TU PLANCHA DE ROPA

La utilidad de la plancha de ropa es indiscutible. Prácticamente no existe hogar en el que no haya una. Y es que, por mucho que a la mayoría nos guste tan poco esto de planchar, a veces no queda más remedio. Y es que todos tenemos como mínimo alguna prenda que, por mucho que queramos, hay que plancharla por obligación.

Pero lo que quizás nunca se nos había ocurrido es lo versátil que es este pequeño electrodoméstico. La plancha de ropa es un aparato con una suela plana, que transmite una importante cantidad de calor y que, además, es portátil. ¡Imaginad las posibilidades que tiene un aparato de estas características! ¡Muchas más que dejar impecable nuestra camisa de vestir!

Pues, efectivamente, la plancha para ropa tiene una infinidad de usos alternativos. En el artículo de hoy os explicamos unos cuantos.

 

REPARAR PEQUEÑOS ARAÑAZOS EN MUEBLES O SUELOS DE MADERA

Los pequeños arañazos en muebles y suelos de madera son algo de lo más habitual. Una solución es comprar caros productos para repararlas. Pero existe una solución mucho más sencilla y económica que tan solo precisa de nuestra plancha de ropa y una toallita de papel húmeda.

El proceso es muy sencillo. Colocamos una toallita de papel húmeda sobre la ralladura y pasamos la plancha de ropa caliente, realizando movimientos circulares y lentos, durante un par de minutos. Levantamos la toallita y observamos los resultados. Si aún no nos convencen, repetimos hasta que sean satisfactorios.

Así mismo, si tenemos un suelo laminado y el papel ha levantado por una esquina, también podemos solucionarlo con la plancha para ropa. Aplicamos un poco de adhesivo entre el papel y la superficie, cubrimos con una hoja de papel y aplicamos la plancha de ropa a temperatura media.

 

SACAR CERA PEGADA

Cuando usamos velas es muy normal que caiga algo de cera y se nos quede pegada en la mesa o el mantel (¡o en el peor de los casos en la alfombra!). De nuevo tenemos un sencillo truco con nuestra plancha de ropa, pero primero debemos dejar que la cera se seque completamente.

Después rascamos la cera para extraer toda la que podamos. A continuación le colocamos encima una toalla de papel y le aplicamos la plancha para ropa suavemente y a baja temperatura. Poco a poco, la cera se irá pegando a la hoja de papel y así podrás extraerla del todo.

 

ELIMINAR MARCAS DE CALOR DE TAZAS DE LA MESA

Esto pasa a veces: tenemos una fantástica mesa de madera y cometemos el error de dejar la taza de café caliente y humeante sobre su superficie sin usar un posa-vasos. ¿Resultado? Una desagradable marca de calor que creías que ya no iba a desaparecer. Porque si actúas rápidamente, gracias a tu plancha de ropa tiene solución.

Necesitarás un paño de tela delgado y poner la plancha para ropa a temperatura media y con vapor. Pones el paño sobre la marca y aplicas la plancha unos segundos. Compruebas el resultado y si no es satisfactorio, repites.

 

PREPARAR UNOS DELICIOSOS SANDWICHES A LA PLANCHA

Éste es el típico truco de universitario, pero si no tienes una sandwichera en casa, la plancha de ropa es una solución perfecta. Coges el pan de molde, el jamón, el queso o el relleno que prefieras ponerle. Envuelves el sándwich en papel de aluminio y lo colocas sobre una superficie apropiada (la mejor sería la misma tabla de planchar, claro). Lo planchas entre 5 y 10 minutos, le das la vuelta y repites la acción.

ARRANCAR PAPEL PINTADO

Las paredes con papel pintado quizás ya han pasado un poco de moda, pero siempre puede ser útil conocer algún truquillo. Si alguna vez has arrancado papel pintado, ya sabes que puede ser una auténtica paliza y hacerlo con la plancha de ropa es una buena ayuda. Eso sí, requiere de cierta técnica y de mucha paciencia.

Para ello debes tener el papel perforado en la esquina superior de la zona en la que vas a trabajar. Preparas tu plancha para ropa en función vapor y la vas aplicando directamente sobre el papel de 10 a 15 segundos por zona. Eso reblandecerá la cola, y con la ayuda de una espátula te será mucho más sencillo arrancarlo.