CÓMO QUITAR UN CHICLE DE LA ROPA CON LA PLANCHA

Hoy os vamos a explicar cómo quitar un chicle de la ropa con la plancha. ¡Con la plancha para ropa, por supuesto! Uno pensaría que eso de encontrarse chicles pegados en la ropa sólo sucede cuando tienes niños en casa pero hoy mismo, sin ir más lejos, al sentarme en una terraza al tomar un café he descubierto la desagradable sorpresa de que algún “simpático” había dejado su regalito de tal modo que me lo he llevado a casa enganchado en mis vaqueros.

Si buscas por internet encontrarás unos cuantos trucos sobre cómo quitar un chicle de la ropa. Pero como aquí nos gusta, sobre todo, hablar de planchas de ropa y además el método que he utilizado hoy, ése es el primero que os voy a explicar. Además, es muy sencillo.

CÓMO QUITAR UN CHICLE DE LA ROPA … CON LA PLANCHA … PARA ROPA

Si te ha pasado como a mí y te has sentado encima de un chicle y se te ha quedado completamente pegado a tus vaqueros, lo primero que tienes que hacer es mantener la calma. ¡Tiene solución! Es muy fácil y tan solo te llevará unos minutos reparar el desastre.

Para poder quitar los restos de chicle con tu plancha para ropa necesitarás:

  • Tu plancha para ropa.
  • Un cartón o una cartulina.
  • Agua
  • Jabón o detergente para la ropa.

Instrucciones

El primer paso es revisar la prenda con detenimiento localizando el alcance de la zona afectada. Simplemente porque puede ser que el chicle esté concentrado en un solo punto pero también puede ser que haya pedazos distribuidos por toda la prenda. De hecho, a mí se me había quedado pegado en el interior de la rodilla, y hasta que no me he dado cuenta pues ha quedado un poco repartido. Así que mejor asegurarse.

A continuación enchufamos la plancha a la corriente y, mientras se va calentando, colocamos sobre la tabla de planchar el cartón o cartulina que vamos a utilizar como base. Encima del cartón (o la cartulina) colocaremos la prenda, de manera que el lado en el que se encuentre el chicle entre en contacto con el cartón.

Cuando tengamos la prenda bien dispuesta y la plancha para ropa ya esté caliente, la pasamos sobre la prenda a temperatura media. Lo haremos tal cual como si plancháramos cualquier pieza de ropa, quitándole todas las arrugas y dejándola bien lisa. Por supuesto, debemos preocuparnos de incidir especialmente en la zona en la que se encuentra pegado el chicle.

Vamos dando pasadas hasta que veamos que, poco a poco, el chicle se va despegando de la ropa y se va pegando al cartón.

Una vez comprobemos que el chicle se ha separado totalmente de la tela tan solo nos quedará lavar la prenda. Lo que sí puede ocurrir, es que el chicle haya dejado alguna mancha en el tejido debido a los colorantes que suelen llevar. En ese caso deberemos tratarla como cualquier mancha y ya está.

 

UN VÍDEO SOBRE CÓMO SACAR UN CHICLE DE LA ROPA CON LA PLANCHA

Como habréis comprobado, la verdad es que no parece muy complicado. La verdad es que a mí no me ha costado mucho y el chicle ha salido fácilmente. Pero para que lo veáis más claro os dejo este vídeo. La única diferencia es que, en el vídeo, en lugar de cartón utiliza una hoja de cuaderno, y en lugar de colocarla por debajo de la prenda (como base), la pone por encima. Pero en realidad el mecanismo y los resultados son exactamente los mismos:

 

OTROS MÉTODOS SOBRE COMO QUITAR RESTOS DE CHICLE DE LA ROPA

Como os decía al principio, usar una plancha para ropa no es el único método de librarse de un chicle. Simplemente es el que he utilizado yo y me ha funcionado. Pero en internet se pueden encontrar muchos más (aunque aún no los he probado y, la verdad, espero no tener que hacerlo):

Uno de los trucos más comentados es totalmente al de la plancha. Consiste en congelar el chicle. Introducimos en una bolsa de plástico la prenda con el chicle hacia arriba. La dejamos en el congelador unas horas. Pasado ese tiempo la sacamos y, con ayuda de un cuchillo sin filo o una espátula separamos el chicle del tejido. Una vez extraído el chicle, ¡con mucho cuidado de no dañar la tela!, deberemos aplicar quitamanchas en la zona afectada.

Otro método es el  del agua caliente. Hervimos una jarra de agua y se la vertimos a la prenda en un barreño sumergiéndola totalmente y dejándola reposar un minuto. Retiramos con un chuchillos, quitamanchas y a la lavadora.

El truco del vinagre es parecido. Calentamos el vinagre y cuando esté a punto de hervir lo vertemos encima del chicle. En ese momento aprovechamos para frotar con un cepillo de dientes.

Y bien, hay muchos más trucos sobre cómo quitar un chicle de la ropa: con alcohol de curar heridas, con gasolina, con acetona, con jabón neutro…

 

¿NECESITAS UNA PLANCHA PARA ROPA?