CENTRO DE PLANCHADO

Si sois de los que no les gusta nada perder tiempo planchando o tenéis grandes cantidades de ropa para planchar, vuestra solución ideal es un centro de planchado.

Los centros de planchado son un aparato creado para planchar la ropa de una manera rápida, cómoda y eficiente. A diferencia del resto de planchas más convencionales, el centro de planchado es un sistema más sofisticado e innovador que, gracias a sus increíbles prestaciones y al generador de vapor del que disponen, ofrecen los mejores resultados. Independientemente del tejido que planchemos o de lo arrugado que esté.

 

CÓMO FUNCIONAN LOS CENTROS DE PLANCHADO

Un centro para planchado es un electrodoméstico muy fácil de usar. Plancha la ropa de manera rápida y cómoda mediante vapor de agua, usando la presión que emite la plancha del centro de planchado, cuya superficie tiene varios agujeros por donde salen los chorros de vapor.

El vapor de agua proviene del tanque de almacenamiento que conecta con la plancha mediante una manguera. El primer paso es desmontar el tanque, sacando la plancha de la base y dejándola a un lado.

Después debes añadir agua al tanque. Con el tanque lleno, armas el centro de planchado. Para ello, colocas el tanque sobre la mesa de planchar, encima le colocas la base para la plancha, y sobre ella, la plancha.

Después conectas el centro para planchado a la corriente y esperas a que el agua tome temperatura.

Con la temperatura adecuada, podrás planchar de dos maneras: en horizontal sobre la mesa de planchar, y en vertical colgando la prenda de una base o gancho.

Pulsas el botón de la plancha para activar la salida de los chorros de vapor y tan solo debes dirigirlos hacia la prenda, pasando la plancha de un lado para otro, a unos pocos centímetros de distancia.

 

QUÉ DEBEMOS VALORAR EN UN CENTRO PARA PLANCHADO

En el momento de elegir nuestro centro de planchado hay unos aspectos que debemos tener en cuenta:

  • Capacidad del depósito: Siempre es mejor que sea extraíble y que tenga una capacidad de entre 0,8 y 2 litros.
  • Presión: La presión de vapor mínima recomendable es de 4 bares.
  • Modo Eco: Es importante observar si el centro de planchado tiene Modo Eco. Es una opción que reduce el consumo eléctrico.
  • Golpe de Vapor: Es otra opción interesante que permite que el centro de planchado elimine las arrugas más rebeldes con cargas de vapor extra.
  • Potencia: Es importante observar la potencia del aparato. Habitualmente, los centros de planchado superan los 2000 W.
  • Sistema anti-cal: Básico si vives en una zona con aguas duras. Así podrás utilizar el agua del grifo.
  • Salida de vapor continua: Permite un planchado más eficaz. Lo más recomendable son 120g/min.
  • La suela de la plancha: Es importante fijarse en el material en el que está fabricada la suela de la plancha. Los mejores: aluminio, acero inoxidable, compuesto cerámico y paladio.

Aviso Legal

Política de cookies